Bótox

La toxina botulínica relaja los músculos faciales, inhibe su impulso nervioso y tensa la piel dejándola tonificada, tersa, y devolviendo toda su luminosidad a la cara. Se observa primero una atenuación de las arrugas, y en los días siguientes, prácticamente desaparecen.
El efecto pleno se logra entre 7 y 10 días después de su aplicación. La duración de ese efecto oscila entre tres y cinco meses. Es posible aplicar otro tratamiento cuando desaparecen los efectos del primero. Estos sucesivos tratamientos suelen ser más duraderos que el primero.

Cuidados posteriores a la aplicación son No frotar la cara al lavarla, no acostarse, no asolearse, no realizar ejercicio ni agacharse para que el producto no se desplace. Estas precauciones se observarán durante las
primeras 4 horas.

Comparte:

Close
Sign in
Close
Cart (0)
No hay productos en el carrito.


Close